Saltar al contenido

Recuperación de datos tras formateo accidental de tarjeta microSD

Introducción.

Las tarjetas de memoria microSD están diariamente presentes en nuestras vidas debido principalemente al uso extendido de smartphones y tablets. En ellas se albergan sobre todo datos multimedia, los cuales se pierden habitualmente por formateos accidentales (o no). No suelen ser ficheros de elevada relevancia, pero hay que ser conscientes de que en la mayoría de los casos ante un formateo la mayor parte de la información es recuperable.

Advertencias y consideraciones.

Este manual es una mera guía que puede ser utilizada para recuperar información borrada de una tarjeta multimedia (en este caso una microSD). El proceso a seguir no es único y debe adaptarse a cada caso en concreto, por lo que es aconsejable escribir un comentario en caso de duda o desconocimiento. Gustosamente se le ayudará.
Además, el éxito de la recuperación no está garantizado y depende de muchos factores según cada situación. Finalmente indicar que como en cualquier manual, guía o tutorial de este blog, todas las acciones que realice el usuario serán única y exclusivamente bajo su responsabilidad, quedando exhento de la misma el autor.

Material necesario.

Se necesita disponer de un lector multitarjeta en el portátil o sobremesa. En el caso de no tener uno se puede adquirir uno USB externo o uno interno para integrar en la torre de sobremesa. En este último caso, recomiendo adquirir el de COOLBOX CR600 por ser uno de los más completos del mercado (permite leer hasta DNIe y tarjetas SIM, es compatible con GNU/Linux y en breves se publicará su análisis aquí). Eso sí, ocupa una bahía de 3,5″, por lo que puede ser necesario según el modelo de torre adquirir un adaptador.
En el caso de necesitar un lector USB se recomienda cualquier marca conocida, como por ejemplo INNOBO. De todas formas, independientemente de que el lector sea interno o externo, no debería sobrepasar el coste de 11€.
Si ya dispone de un lector multitarjeta pero que únicamente lee tarjetas de memoria SD, se puede comprar un adaptador de microSD a SD. Éste adaptador no es más que una falsa tarjeta de plástico con una ranura para insertar la microSD y que pueda ser leída en una ranura SD de tamaño normal y es difícil encontrarlo a la venta separado, ya que habitualmente viene acompañado de una microSD que eleva el precio del conjunto. Por tanto, si no se encuentra por separado, lo mejor es pedirle prestado uno a uno familiar o conocido.
Por último, se necesita un buen programa de recuperación de datos. Un buen programa habitualmente es sinónimo de profesional y no es sencillo de utilizar. Como esta guía está pensada para todos los públicos, se ha elegido EaseUS Data Recovery Wizard como programa de recuperación por su sencillez y facilidad de uso.

Procedimiento.

El primer paso es descargar para Windows (o Mac OS X) el programa. La versión gratuita permite recuperar hasta 2GB de ficheros, lo cual suele ser suficiente. En caso de que no sea así habrá que adquirir la versión de pago o buscar otra alternativa similar. Una vez descargado,ejecutar el instalador para instalar el Free Data Recovery Wizard.
Ahora se procede con la recuperación de datos:
  1. Insertar la tarjeta de memoria en el lector y comprobar que es reconocida por el sistema operativo. No la formatee bajo ningún concepto, ni siquiera si se lo recomienda su SO. Cuantos más formateos tenga más difícil será recuperar la información borrada o perdida accidentalmente. Lo que interesa en este paso es que la tarjeta sea reconocida, no que el SO pueda leerla correctamente o escribir en ella.
  2. Iniciar EaseUS Data RecoveryWizard y seleccionar la opción Complete Recovery ya que es la que permite al programa recuperar información ante un formateo accidental.

  3. Seleccionar los tipos de ficheros que se van a indexar para después recuperar. Es recomendable marcarlos todos… Clicar en Next.

  4. Seleccionar el dispositivo de datos a recuperar. En el ejemplo es la unidad E:


  5. El programa a continuación buscará todos los ficheros que se puedan recuperar.


  6. Una vez indexados todos los ficheros, seleccionar los que interesa recuperar. En el ejemplo, la microSD formateada pertenecía a un usuario de Blackberry que migró a Android y luego formateó sin quererlo, por lo que le interesaban las fotos y la música únicamente. Clic en Recover para comenzar la recuperación.

  7.  A continuación se solicita un directorio para guardar los ficheros. En el ejemplo se utilizó la carpeta RECUPERADOS ubicada en el escritorio. Pulsar en Save.

  8. Finalmente, tras el proceso de recuperación aparece una ventanita con la ruta del directorio sobre el cual se volcaron todos los ficheros recuperados. Haciendo clic sobre el enlace se puede comprobar que todo se ha recuperado correctamente.



Publicado enArtículosHardwareManualRecuperación de datos